martes, 5 de octubre de 2010

PROVISIÓN PARA EL INVIERNO

En este tema sobre la provisión de las cosas necesarias para el futuro, cuenta Félix María de Samaniego en su libro de fábulas, que la cigarra cantando había pasado todo el verano sin preocuparse un solo momento por hacer provisiones para el invierno, que pronto habría de llegar. Cuando finalmente el crudo invierno llegó, la cigarra tuvo que guardar silencio, y como el frío era muy intenso se vio forzada a guarecerse en su estrecho aposento. Como la señora hormiga habitaba en un lugar contiguo, apenas con un tabique de por medio, se le acercó la cigarra y con mil expresiones de alabanzas y respeto le dijo; “doña hormiga”, veo pues que en vuestro granero sobran las provisiones, ¿no querría prestar alguna cosa con que viva durante este invierno esta triste cigarra?, alguien que alegre en otro tiempo nunca conoció el daño. La hormiga estupefacta por este pedido y a la vez como era codiciosa, ocultando a su espalda las llaves del granero dijo. ¿Yo prestar lo que gano con trabajo inmenso?; dime holgazana, ¿qué has hecho en el buen tiempo?. Sorprendida la cigarra por tan directa interpelación, respondió con algún argumento, esperando que con esto se ablandara tan dura posición. Le dijo: Yo a todo transeúnte cantaba alegremente sin cesar un solo momento. ¿Ah sí? Le contestó la hormiga sin ninguna señal de compasión. ¿Con que tu cantabas mientras yo andaba al trote? Pues mientras ahora yo como, baila tú, pese a tu cuerpo. Dando a entender la moraleja, que la desgracia es el fin de quien no quiere hacer provisiones en tiempo del verano. Y mis amigos esto mismo sucede en la vida real. El sabio Salomón utiliza el ejemplo de la hormiga que diligentemente guarda su alimento en verano, para que esta no le falte en invierno. Pero la intención del escritor sagrado, no era solo prevenirnos de posibles calamidades en un futuro cercano, sino mas bien llevar nuestros pensamientos al campo espiritual; se refería a la provisión para el alma. Porque nuestro transitar por este mundo es tan efímero, tan fugaz que la Biblia lo compara como la hierba que vemos en el campo. Esa hierba florece hoy pero mañana con el soplo del viento se seca y al día siguiente ya no está. Así es la vida del hombre que vive hoy, pero no sabe si estará mañana. Hacer provisión para el invierno en tiempo del verano es considerado como sabiduría por parte de Dios. En Lucas cap. 12 y vs 20 Jesús relató una parábola acerca de una persona que diligentemente había preparado sus graneros para el futuro, pero que nunca se preocupó por acumular alguna cosa para la eternidad; dimensión a la que pertenece el alma. Y termina la parábola diciendo: Necio, esta noche vienen a pedir tu alma y lo que has provisto ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios. Mi amable escucha. El verano se acaba pronto. La salud se escapa rápidamente por todas las rendijas de la vida, y pronto sin darte cuenta estarás delante de tu creador ante quien tendrás que rendir cuentas. ¿qué has provisto para la eternidad? La Biblia dice: El que tiene al Hijo, tiene la vida, pero el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. La mejor provisión que puedes hacer para el futuro, es tener al Hijo de Dios en tu corazón. El está a la puerta de tu vida y llama. Espera que le dejes entrar, no forzara la cerradura, no entra a empujones. El entra solo en los corazones que abren sus puertas. Ojalá que esta sea tu experiencia en el día de hoy. Caminemos este día tomados de la mano de Dios.
Por
Dr. Rubén Díaz Jure
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (34) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (20) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (8) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)