miércoles, 7 de diciembre de 2011

Papá por segunda vez...!

Los "amigos", muchas veces, son crueles con sus supuestas bromas . Cuando tienes cierta edad y estás soltero te dicen: "Oye, tienes que casarte pues ya se te va el tren". Cuando estás casado y no tienes hijos: "oye, ya es tiempo de tener un heredero, no sean mezquinos". Cuando tienes varios hijos: "oye, sería bueno que compres una TV". Cuando  tienes solo un hijo te dicen: "uno es como ninguno...". No los entiendo, y es que en sus supuestas "bromitas" sin ánimos de ofender ni hacer sentir mal a nadie... causan ciertos temores de expresarse sino de gritar a los cuatro vientos que eres feliz de varias cosas.

Lo confieso. Me duele reconocer esto que les diré, pero es la verdad. No lo dije antes como tendría haberlo dicho, es decir, como lo diré hoy (mas bien escribiré),  simplemente por temor al qué dirán. Temor a las "bromitas" de mal gusto de mis "amigotes". Pues sí, me costaba decirlo, pero ya no más. Ya no puedo seguir con esta sensación de temor mezclada con vergüenza ilógica (aunque parezca lógica para no pocos), en fin, solo les puedo decir que soy feliz de ser padre por segunda vez (aunque mis lectores asiduos saben que ya lo dije antes, aunque no como debería decirlo, osea, a los cuatro vientos).

Es probable que mi temor fue alimentado por el sentir de mi amada esposa, mi cómplice de aventuras misioneras, mi princesa árabe, mi inspiración terrenal: Charly. Aún recuerdo aquél día extraño a más. Mi esposa no se sentía del todo bien, por lo que visitamos al médico. El médico le recetó antibióticos y le recomendó que por precaución le practiquen un test de embarazo a través de sangre. Nos reímos mirándonos con cierta risa de incredulidad y a la vez como sorprendidos... por no decir que nos burlábamos de la opinión sino del consejo del médico. Él doc. se dio cuenta de nuestra sorna, y atinó a decir: "todos los días vienen esposos como ustedes..." y se fue.

Por razones de trabajo, tenía que ir a la oficina de inmediato por lo que no esperé junto a mi esposa el resultado del test de embarazo. Camino a casa iba sonriendo del consejo del médico, y pensaba, solo pensaba remotamente qué es lo que sucedería si por cosas de la vida, cosas que jamás me imaginaba, sería padre por segunda vez. No continué pensando pues me decía una y otra vez, "no puede ser...".

Llegué a la oficina, y me olvidé de lo ocurrido. Casi una hora después, vi a través de la ventana de mi oficina, a mi esposa camino a casa. La llamé a través del celular y ella no contestó. Vi que entró a la casa y con ella mi pequeña Génesis Valentina, mi hija en sus brazos. Pensé que no contestaba el celular por que lo tenía como silencio. Así que minutos más tarde, la llamé una vez más... no contestó. Así que en una corazonada de padre, de esposo, de amigo... supe que algo no andaba bien... 

Salí de la oficina tan rápido como pude, y al ingresar a la "casa de chocolate" (le decimos así a la casa por su color) en la sala estaba ella, mi amor, la madre de mi hija, mi esposa, mi amiga... llorando desconsoladamente... Al verme me abrazó y lloró como jamás la vi llorar... era un llanto profundo, lastimero sino agónico... parecía una película dramática (como las hindúes de antaño), un lamento, una elegía, una endecha. 

Hasta el momento no imaginaba lo que estaba ocurriendo. No sabía el motivo de su llanto dramático... hasta que vi el resultado del examen de sangre. Decía: "POSITIVO", es decir que SERÍAMOS PADRES POR SEGUNDA VEZ. Yo me sentí muy feliz. Ella me miró sorprendida al ver mi rostro de felicidad... la abracé con tanta fuerza... la besé una y otra vez diciéndole: "seremos padres otra vez, Dios nos regala otra bendición...". Sin duda mi respuesta, mi felicidad la desconcertó en gran manera... y su llanto dejó de ser llanto para decirme: "estás feliz de verdad o lo haces para sentirme bien?". Le dije que soy feliz porque seremos padres una vez más.

Ella me dijo que Génesis es muy pequeña para que tenga un hermanito. Le dije que no sé si sea un hermanito o hermanita (antes me hubiera importado el sexo) lo que sí me importa es que es un regalo de Dios. Somos jóvenes y Dios permitió que el margen de error en nuestra planificación familiar dio como resultado de que ella y yo seamos padres por segunda vez. Ella dejó de llorar y sin duda, la preocupación que ella tenía no era ilógica. La gente diría que somos irresponsables, que no planificamos correctamente, que somos malos padres... no los sé. 

Los que no saben que hicimos nuestra parte, pero que aún así Dios nos regaló un ser vivo que va formándose en el vientre de Charly, pueden decir lo que quieran, pero mi esposa y yo sabemos que Dios nos lo ha dado, por alguna razón más fuerte que la ciencia humana, más grande que nuestros planes...

Después de orar y abrazarnos y encomendar nuestras vidas y la vida de nuestros hijos (o hijas), decidimos que juntos, con mucho amor sacaríamos adelante a la herencia de Jehová.

Días después, no sabía cómo decirle a mis amigos, a mis hermanos mayores en Cristo... pero les dije y ellos me apoyaron... algunos, solo algunos por allí, en son de "bromitas" dijeron cosas que no vale la pena repetirlas ni registrarlas. Pero gracias a Dios, nuestros amigos, nos dieron su apoyo.

En menos de dos meses sabré si será varón o mujer (no importa mucho a decir verdad, pero igual, me gustaría saberlo). Ahora, siento en mi corazón una cierta sensación de que será varón... no me quiero emocionar, pues ustedes, mis lectores, saben que me gustaría en el fondo de mi que sea varón, para que lleve mi nombre, su nombre sería: Gabriel (o Ariel) Heyssen. Si es mujercita, aún no sabemos, pero su mamita tiene un nombre...

Hijo mío o hija, te espero con tanto amor. Te esperamos con mucha emoción. Tu hermanita, Génesis Valentina, es muy pero muy linda, muy inteligente, una gran niña, toda una valiente niña, le gusta que le lean historias de la Biblia, que le expliquen imágenes de su Biblia (la que le regaló tu tía Betzabé, esposa de tu tío Jhunot, hermano de tu mami). 

Cuando recuerdo que tu mami lloró por tu llegada, la amo más, ella lloraba no porque no te quería sino porque te ama. Ella sabe que no será muy fácil educar a dos niños que en edad se disten un año y cinco meses... en fin, te amo, te amamos. Tu mamita siempre me habla de ti. En estos momentos estoy en Tingo María, Perú, por asuntos de trabajo. Me acostaré en minutos no sin antes pedir por ti, por Génesis por los nuestros...

Ah, y tus tíos y abuelitos te esperan y aman muchooooooo....!!!


Pr. Heyssen J. Cordero Maraví



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (33) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (10) Escritor (12) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (19) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (34) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (7) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)

Entradas populares