viernes, 1 de abril de 2011

Cabeza y no cola?

Con frecuencia la palabra de Dios registrada en Dt.  28:13 es  usada con fines de motivación al cristiano, queriendo decir básicamente: Tú debes ser líder en todo, pues la Biblia dice, “El Señor  quiere que seamos cabeza y cola; estarás encima y nunca debajo…
Sin duda alguna, este versículo es uno de los más famosos cuando se trata de motivar a la iglesia a la superación, a vivir una vida con visión. En ese sentido me llama la atención lo siguiente: ¿existe alguien que no desee ser cabeza?, la respuesta es lógica, ¡No!
Así, se puede entender que todos los cristianos deben ser “…cabezas y no colas…” Pues esa es la voluntad de Dios. Es imposible imaginarse que Dios no desee que sus hijos, sean cabeza y no cola.
Es por ello, que debo decirles que este versículo no es usado completamente, pues, este versículo no dice que “Dios te pone como cabeza”, sino que dice: “El Señor te pondrá por cabeza y no por cola; estarás encima y nunca debajo, si obedeces los mandamientos del Señor tu Dios, que hoy te ordeno que guardes y cumplas.”
¿Qué quiere decir este verso? Sí, específicamente que Dios implícitamente desea, pero, no basta con que Dios quiera sino que dice que:
“El Señor te pondrá por cabeza y no por cola…” Es decir en un futuro. No dice que ya “te puso”, acá menciona que “te pondrá.”
“…estarás encima y nunca debajo…” Claramente sigue diciendo que este evento será en un futuro.
A estas dos secciones del verso 13 lo conocemos
A estos dos puntos anteriores los llamo: “consecuencias de algo.” Con toda seguridad y sin temor a equivocarme puedo decir, que, son las consecuencias de: “X” que haré en la siguiente parte del verso.

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (2) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (1) Amigo (2) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (15) Ancianos (2) Animales (1) Apostasía (1) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (8) Borracho (2) Carta (14) Carácter (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (25) Cristo (3) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (2) Decisión (5) Desamor (4) Desánimo (1) Dicernimiento (1) Dinero (2) Disciplina (1) Discípulo (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (9) Escritor (11) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Facebook (2) Familia (6) Frases (2) Funeral (1) Gays (2) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (7) Hijos (6) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (10) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Jesús (4) Joven (3) Jóvenes (6) La vaca (1) Lecciones (3) Leer (3) Libertad (1) Libros (6) Liderazgo (8) Llanto (1) Líderes (1) Madre (5) Maestro (3) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (7) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (2) Nombre (1) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (11) Orgullo (1) Oro (1) Padre (12) padres (4) Palabras (3) Papá (7) Pastor (24) Pecado (2) Película (2) Perdón (2) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (3) Predicador (4) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (2) Propósito de Dios (5) Provisión (1) Redes sociales (2) Relacionamiento (1) Religión (2) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Sociedad (3) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Sábado (1) Taxista (1) Televisión (1) Tentación (1) Testimonio (7) Tiempo (1) Trabajo (1) Triunfar (1) Twitter (2) Verdad (2) Viaje (1) Vida (5) Vida cristiana (15) Ángeles (1) Ánimo (1) Éxito (4)

Entradas populares