viernes, 24 de mayo de 2013

Pastor preparado


Harry Sinclair Lewis, escritor estadounidense (Premio Novel de Literatura en 1930) y conocido también como el autor del discurso más corto del mundo (aunque para no pocos el discurso corto más famoso sea el de Bryan Dyson, ex presidente de la Coca-Cola de quien hablaremos en otro momento) expresó alguna vez frente a estudiantes universitarios que deseaban ser escritores: 
"¿Quién de ustedes desea de verdad ser escritor?. Entonces están perdiendo el tiempo aquí. Si desean de verdad ser escritores, vayan a su casa y pónganse a escribir, escribir y escribir".
Sinclair Lewis no estaba equivocado, pero le faltó un consejo más. Jaime Bayly (alguno se puede rasgarse las vestiduras por mencionarlo, perdón...perdón, perdón) escribió alguna vez en una columna de Peru21: "jamás fui un buen escritor porque jamás fui un buen lector" .
Creo que Sinclair Lewis y Jaime Bayly presentan dos consejos extraordinarios para todo escritor principiante (ya no diré aficionado, pues no hay escritores aficionados, ya que desde el momento que escribes y lo publicas has ingresado al terrenos de las piedras, palos y peluches  "críticas", "y algunas que otras felicitaciones"... para consuelo al menos): ESCRIBIR y LEER. Y es que el buen escritor no ESCRIBE COMO HABLA sino como LEE. Así de sencillo y simple. Es por ello que con frecuencia los buenos escritores no son tan buenos oradores, y algunos, claro, algunos sí.

Leer y Escribir es igual a la TEORÍA y la PRÁCTICA. En toda área de la vida, necesitamos esos dos elementos. El mecánico que desea ser mejor cada día debe no solo pasársela arreglando motores, armando y desarmado sino que debe separar tiempo para estudiar y enterarse de los avances de los motores... lo que pretendo decir es que no debemos trabajar con la cabeza agachada, como si lo que conocemos es lo único y eterno y que no hay nada nuevo en adelante.

Pues bien, en el ministerio pastoral la TEORÍA y la PRÁCTICA es más que necesaria. Para ser un buen pastor, al agrado de Dios (Jer. 3:15) es necesario visitar, predicar, planificar, etc, pero no solo eso sino que es imprescindible que vayamos cada día "afilemos el hacha", que cada día leamos buenos libros, nos capacitemos... hay tantas formas. Es interesante notar que somos pastores de gente que piensa, lee y conoce temas diversos, pero ¿qué sucede cuando yo como pastor solo me dedico a trabajar cual "torito en yunta" sin mirar a los lados ni arriba? La iglesia necesita líderes preparados, que trabajen mucho sí, pero que se preparen cada día, en primer lugar a los pies del PASTOR de PASTORES, y después en diversos temas y aspectos que harán un ministerio más fructífero que pueda atender a las necesidades de las ovejas.

El buen escritor no escribe como habla sino como lee. Dime, ¿qué tipo de pastor quieres ser? Yo quiero ser un buen pastor, que pastorea no como habla, sino como lee, y lee la PALABRA DE DIOS en primer lugar.

Que Dios te bendiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (34) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (20) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (8) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)