domingo, 20 de noviembre de 2016

TAL VEZ NO ME ENTIENDAS... Y NO TE CULPO


Hace algunos días, un ex compañero de estudios secundarios me escribió al Facebook diciéndome lo siguiente: "Heyssen, al ver tu muro de Facebook y todas tus publicaciones no dejo de quedar impresionado cuán loco te has vuelto. No puedo creer que un chico tan inteligente como tú, porque así lo demostrabas cuando éramos estudiantes, haya caído tan bajo como para convertirse en un pastor [...] simplemente no puedo entenderte, o es que no eres tú?".
Soy humano, uno muy humano , apreciados amigos, y por supuesto que me sentí mal. A decir verdad, no podría describir exactamente la razón del por qué me sentí mal. Lo cierto es que me sentí mal. Quizás porque me sentía discriminado por mi ex compañero y mensaje entre líneas. O porque me duele que no entiendan y juzguen si saber mucho de lo que vivo y hago. 
Después, pensando un poco, puedo notar que, aunque yo no quiero aceptarlo, no son solamente algunos de mis ex compañeros de estudios, sino también ex vecinos y algunos de mis propios familiares que se habían mostrado así en algún momento. Claro, quizás no tuvieron el valor de escribirme o decírmelo, pero con sus actitudes me hicieron sentir alguien "raro". Raro porque muchas veces no comparto su forma de alegrarse en la vida, y no participo de reuniones socialmente aceptables. O quizás porque no tengan tema de conversa. Y así, sin darme cuenta y sin querer fui alejándome de ellos... aunque antes, fui muy allegado.

Ayer cumplí 15 años de ser ADVENTISTA. Debo confesar que jamás imagine qué implicaba esa decisión. No pensé que esa decisión marcaba un antes y un después tan notable, que hasta yo me sorprendo.
Hace 15 años decidí pensar y vivir diferente, y soy feliz viviendo y haciendo lo que hago: Predicar y enseñar de Jesús. Es por posible que te parezcas loco, poco inteligente y hasta extremista, retrógrada y antisocial. No te culpo. No pido que me entiendas, solo que sepas que sigo siendo el mismo Heyssen de Jauja y Pucallpa, que vivía en AA.HH El Encanto Mz. A Lte. 9 - Pucallpa, el muchacho simple y soñador. Solo que ahora veo las cosas de manera diferente, ahora veo mi vida como un simple peregrino (errante y viajero). Un peregrino que entiende que su hogar no está en este mundo, y que tan solo cuenta los días para ir a casa (1 Pedro 2:11).

Es posible que jamás entiendas mi vida, y no te culpo, porque no podrás conocer el sabor de una comida si jamás la comes. Yo comí y como una comida que me hace vivir así. Y soy feliz al lado de mi familia y junto muchos "locos y peregrinos" como nuevos amigos y familiares. Pero eso sí, sigo amando y orando (y mi esposa e hijos lo saben) por todos mis ex compañeros, ex vecinos y mis familiares NO adventistas.
Ayer, el ex compañero de estudios secundarios y yo volvimos a conversar y quedamos bien. No creo que me haya entendido a pesar de todo lo que "traté" de explicarle. Me hizo recordar varios pasajes de mi vida adolescente que me había olvidado. Qué tiempos! Le dije que escribiría un poco de su mensaje. Aceptó. Dios te bendiga ex compañero.
El día comienza y escribo esto mientras pienso en muchos locos e incomprendidos, hombres y mujeres que quizás no son entendidos por algunos. No te preocupes. Solo un poco más y Jesús vendrá y no tardará (Hebreos 10:37).
Maranatha!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (33) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (19) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (7) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)