viernes, 18 de junio de 2010

CASI TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA SON ASÍ...!


Casi todos los momentos de mi vida son así. Casi siempre quiero volver a empezar. Alguien me dijo alguna vez que era lindo que pensare eso. No lo creo.
En el Messenger, mi nikname marca así: “Me gustaría empezar de nuevo”, de manera extraordinaria, casi todos los que la leen me dicen que ellos también quisieran empezar de nuevo. Este asunto es real en mi vida.
Me duele el hecho de actuar y sentirme así, casi siempre, y es que, la vida me parece un juego sin fin de este tipo de bebida amarga y triste. Sin embargo, sé y entiendo que todo lo que bebo es simplemente la bebida venenosa que mis frutos producen. No sé si me entiendas, pero es lo que siento.
Oh Padre, es imposible poder mirarte desde acá, no porque no se pueda sino porque mi condición actual me pesa como una gran roca. Me gustaría despertar en un lugar donde “mi todo” te pertenezca a ti, y sólo a ti.
Casi siempre quiero volver a empezar, ese es el sentir de casi toda mi vida. Me gustaría haber hecho eso que no pude concluir.
Me gustaría haber hablado en el momento que debí haber hablado. Me gustaría volver a ese lugar y hacer lo que no hice. Me gustaría no haber hecho eso ni dicho tal palabra. Me gustaría volver a mirar y fijarme en aquello que no vi. Me gustaría volver a empezar y no mirar como vi aquella vez. Me gustaría no haber dicho eso. Me gustaría no haber actuado así. Me gustaría volver a empezar…
Cuando veo mi pasado, la mayoría de días están teñidos de fracasos, de derrotas, de engaños y maldades. Esas cosas me lastiman Señor. No hay nada más triste ni más doloroso que estar fuera de sintonía contigo.
Cada vez que me equivoco y miro al cielo, a donde generalmente imagino que estás Tú, me digo: “¿cómo pudiste?”, es triste realmente.
El que mira de lejos y no sabe lo que hay en mi corazón, el que ve desde la ventana y no siente lo que yo siento, puede decir que soy un vil pecador, y con razón, yo mismo lo ratifico. Podrá decir que no merezco tu perdón, y lo acepto, sin embargo, me imagino que tú tienes pena de mi Oh Dios. Pena, porque aunque detestas el pecado, me amas. Y sabes que sufro después de equivocarme.
Soy un joven de 23 años, a ojos ajenos, un joven… no lo sé. Para algunos, ejemplo, para otros el peor, para un grupo, atorrante, en fin, de todos los gustos. Pero un joven tan débil y tan normal que se equivoca y sufre por ello.
Te necesito oh Señor, te necesito Padre, contigo me gustaría empezar de nuevo. Me gustaría empezar otra vez. Me acuesto en un momento, y quisiera despertar tomado de tu mano y sentirme perdonado y con la seguridad de que me das una nueva oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (33) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (19) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (7) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)