martes, 8 de abril de 2014

De NOÉ, SOLO EL NOMBRE...

La última producción del cineasta norteamericano Darren Aronofski, NOÉ, es uno de los temas del momento en todo el mundo por varias razones. La película protagonizada por Russell CroweAnthony Hopkins, entre otros, prometió estar basada en historia bíblica del Arca de Noé del libro de Génesis y sin embargo, esto es muy lejano a la realidad tal como lo aseveran los que lo han visto. Aldo Mareátegui, un famoso periodista peruano escribió: "¡Qué tal Noé!" expresando de manera extraordinaria las grandes mentiras y distorsiones bien marcadas del personaje del Génesis bíblico. Así también, no pocos han mostrado su desacuerdo con la película. Un blog por ejemplo criticó duramente la mencionada película a través de un artículo titulado ""Noé", película antibíblica llena de hechicería y confusión".

El líder de los jóvenes adventistas para Sudamérica, Pr. Areli Barbosa se expresó al respecto a través de su cuenta de Facebook en un post titulado: "FILME NOE" donde destaca que las películas Hollywoodenses son una de las estrategias de Satanás para confundir y desvirtuar la verdad bíblica.

Voy a ser muy sincero. Lo confieso. Yo esperé esa película como no se imaginan. Claro, muchos se pueden rasgar las vestiduras al leer esto, pero sí, en honor a la verdad esperé mucho el estreno de la película Noé porque "se decía" que sería muy apegada a la historia del primer libro de Moisés, el Génesis. Ahora, después de su estreno, y los comentarios nada buenos que han surgido por aquellos que han visto la pelicula, las ganas y motivaciones que tenía de verla, se me han esfumado. Chasco, decepción e indignación es lo que me produjo al leer la crítica de Aldo Mareátegui sobre la película. 

Sin embargo, también debo confesar y reconocer mi falta de inteligencia y mi ingenuidad al creer que Hollywood produciría una película bíblica. Es como pedir que el papa católico Francisco diga que el sábado es el verdadero y único día de reposo. ¿En qué estaba pensando cuando creí que Aronofsky y Ari Handel, escritores de la película Noé, irían a hacerlo pegados a la Biblia? Ciertamente supuse que no "todo" sería fiel a la Escritura bíblica, pero al menos la mayoría del argumento al menos respetaría el libro de Génesis. No obstante, según refieren los que lo han visto, es al contrario, de la Biblia, solo NOÉ es lo bíblico, es decir el nombre.

Pero Hollywood es experta en vender humo, en vender mentiras y falsedades. La pregunta que me han hecho no pocos a través de mis blogs es, ¿deberíamos ver la película como cristianos? Yo les respondo con otra pregunta, ¿puedes reconocer si un billete de 100 dólares es falso si no sabes cómo es el verdadero? Si como cristianos no hemos leído la Biblia, la verdadera historia de Noé, y si eres adventista, al menos el libro Patriarcas y profetas considero que debes pensarlo mil veces. Hace algunas horas compartí una imagen de Noé, donde según yo, invitaba a estudiar la Biblia en el libro de Génesis 6-10 si deseaban conocer la verdadera historia de Noé. Minutos después un amigo me escribió, "¿No crees que la imagen en vez de llevarlos a la Biblia los llevará a ver la película?". Yo creo que sí, creo incluso que este post te puede animar más a ver la película que estudiar tu Biblia. Es muy posible. Tal como pasó con la película que no pocos satanizaron, El código Da Vinci protagonizada por Tom Hanks, o la Pasión de Cristo dirigida por Mel Gibson. En fin, no podemos prohibir nada a nadie. Pero sí debemos entender que Satanás ha incrementado y potencializado sus estrategias para confundir y desviar a la humanidad del verdadero camino, de Jesús y de la Biblia. He leído que la película también presenta a Noé contando que la creación en realidad fue producto de la evolución. ¡Qué loco! Noé, el evolucionista. Muy lejos, muy lejano a la verdad.

Finalmente, vayamos y leamos la Biblia, el libro Patriarcas y profetas y el Conflicto de los siglos de Elena G. de White para ver una verdadera película a través de las líneas magistrales. Alguno puede decir, "¿verá la película?". No tengo necesidad de verla. Ya he leído muchos comentarios increíbles y críticas realmente duras. Creo que se me han esfumado los deseos de ver esa película. No puedo terminar éstas líneas, sin felicitar (aunque tal vez jamás de los jamaces lo lea) a Aldo Mareátegui por su columna "¡Qué tal Noé!" donde muestra su gran conocimiento de la Biblia y describe la pobre y triste realidad de la mayoría de jóvenes al destacar la falta de lectura y su gusto en demasía de ver películas hollywoodenses. Por un momento pensé, ¡un momento, Aldo está hablando de los jóvenes adentistas también! Nada lejos a la realidad. No podrán creerlo, pero hace algunas horas un joven me dijo: "pastor, yo vi la película Noé y la verdad yo no sabía que la piel de la serpiente que tentó a Eva todavía existía en los tiempos de Noé...". ¿Qué les parece? En fin, y con esto finalizo de verdad, no pensé que había gente como Aldo Mareátegui que conoce tanto de la Biblia, inclusive más que muchos supuestamente lectores de la Biblia  y no sea cristiano practicante. Y a mi mente viene el diálogo de Felipe y el Etiope "¿entiendes lo que lees?" (Hch.8:30), y el Etiope responde: "¿y cómo podré, si alguno no me enseña?" (Hch.8:31). 

Hoy más que nunca me doy cuenta de que hay gente en el mundo, que no es cristiana, que lee y conoce de la Biblia y de Dios y no le han entregado sus vidas porque no hay nadie que les enseña. ¿Qué tiene que ver esto con la película de Noé? Mucho, poco, nada... no lo sé. Solo sé que tú y yo debemos leer más, leer la Biblia, pero para enseñar a otros que así como Aldo Mareátegui conocen mucho como para perderse y poco como para salvarse.

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (33) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (19) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (7) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)