miércoles, 1 de enero de 2014

¿Estás vivo?...



Amaneció y por la gracia de Dios estoy vivo. ¿Por la gracia de Dios? Claro que sí. Es la gracia de Dios lo que me permite seguir respirando... que siga con vida. El milagro de la vida que con frecuencia es ignorada porque es natural y común. Muchas veces consideramos la vida como un "derecho" (como lo considera la Declaración Universal de los derechos Humanos), lo es, pero esa vida no viene de la nada, no viene por casualidad ni por que hayas hecho algo para merecerlo, sino simplemente porque Dios te la da, y te la da porque sencillamente TE AMA. Así de simple y concreto, real y claro: ME AMA y punto.

Un nuevo día es un milagro de Dios. ¿Te imaginas cuántas personas fallecieron solo desde las 12:00 de la noche del 31 de diciembre? Miles de miles... pero mírate, tú estás vivo. ¿porqué? porque en la Agenda Divina, hay algo para ti. Hay un plan para tu vida aún. Así que al despertar piensa en las victorias que debes alcanzar, piensa en ese maravilloso amor que Dios siente por ti. Alégrate, Dios te ama y tiene un plan para ti.

Hoy es el primer día del año 2014. ¿Cuántos años tienes? Mira cómo te ama Dios. Todos esos años son milagros de Dios... ¿Alguno recuerda el 31 de diciembre del año 1999? Yo sí. No era cristiano aún. En mi barrio, El Encanto, esta fecha fue diferente a las anteriores. Tenía una vecina que organizaba una de las fiestas más rimbombantes del barrio, pero ese día horas y minutos antes de las 12:00, se podía observar rostros tristes, preocupados y desencajados por una duda, un terrible posible suceso: "EL FIN DEL MUNDO". Era interesante que muchos tenían miedo (incluyéndome yo por supuesto) de que el mundo se acabe ese día. El famoso "año 2000, el fin del mundo" no solo era motivo de miedo y terror de los vecinos de El Encanto en Pucallpa en el Perú, el miedo era en todas partes del mundo (ciertamente no en todos) ya que se sabían por las noticias de personas y familias que se suicidaban, vendían sus propiedades, etc. Yo tenía cierto temor. No creía en Dios como ahora, pero solo tengo que decirles que para mí Dios era como un "aguafiestas", un "el Grinch de la navidad", que no le gustaba que la gente baile y se alegre y al contrario le quería ver a todos en una casita con techo y cruz para arrodillarse y escuchar a un tipo que ni carisma ni simpatía causa para hablar de temas interesantes pero sin capacidad de oratoria. ¡Qué aburrido es Dios! (bueno, si existía - pensaba aveces). Pensaba que el mundo era una fiesta... una fiesta no perfecta pero era un lugar de diversión, y allí podíamos divertirnos, pasarla súper, pero entraba Dios como entra un vaquero en un bar del lejano oeste, y todos voltean y medio asustados se agachan porque es un malote con una pajilla entre los labios. Mira a todos...

Ese día, dije que en fin, si este mundo se termina, qué se hace pues. Pero si no. La vida tiene que ser vivida con alegría (aunque no la tenía, y si la legué a tener, era efímera). Llegó las 12:00... los minutos pasaron, y no se acabó el mundo... y mientras el minutero del reloj seguía su curso normal y monótono la gente dibujaba sonrisas amplias, se abrazaba para desearse ¡Feliz año nuevo! ¡Feliz año 2000! ¡El mundo no se acabó! ¡Hay que disfrutar de la bebida y de los placeres de  la vida hasta las últimas consecuencias (frase usada en Perú para decir: "hasta amanecer y más")! No conocía a Dios como hoy. 

Han pasado 14 años desde aquella vez. No soy el mismo, Conocí a Dios, a Jesús... y hoy entiendo que si Dios hubiera querido destruir este mundo el año 2000 lo hubiera hecho, pero no lo hizo porque Su Agenda tenía otro plan. Sin embargo, la principal razón es la siguiente que Pedro menciona: "El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento" (2 Pedro 3:9). Dios no es un "aguafiestas" en este mundo... tampoco es el "Grinch" de la humanidad, no lo es. Dios es tu Padre, mi Padre y nos ama. Nos ama porque es amor. Nos ama porque sí, no hay explicación, simplemente te ama. Y hoy te da este nuevo y primer día del año 2014.

Un nuevo día también es como una página en blanco. Una página en blanco se abre ante nosotros para ser escrita con decisiones en palabras, pensamientos y acciones. No hay dudas de que empezamos a "sembrar lo que en un futuro cosecharemos" (Gal. 6:7). Es un nuevo día, una nueva oportunidad para hacer mejor las cosas... para hacer lo que Dios quiere. ¿Cómo sabemos qué es lo que Él quiere? Cada mañana, a través de Su Palabra, la Biblia nos dice lo que tiene para nosotros. Sabiendo Su voluntad, oramos para que Dios nos ayude a cumplir el desafío. Finalmente, todo lo que Dios nos da debe ser compartido. Hablemos de Su amor, ¡seamos evangelistas!

Feliz primer día del año 2014. Alaba y agradece a Dios por esta nueva oportunidad.

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (34) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (20) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (8) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)