lunes, 19 de mayo de 2014

Ahora entiendo...


El congresista de la república del Perú, Carlos Bruce, conocido como "Techito Bruce", se ha convertido en tendencia en éstos últimos días tras su confesión a través de un diario peruano: "Sí, soy gay y estoy orgulloso de serlo". Su confesión sin duda causó un sin fin de reacciones de apoyo y de rechazo como era de esperarse. Como es sabido, Carlos Bruce es el principal promotor de la ley que está en debate: "La Unión Civil de homosexuales", y uno de los argumentos que destacan los defensores de ésta ley a través de los medios de comunicación masiva es que la ley en el "tapete" es una ley que protege el derecho de la persona, de los homosexuales. Según los defensores del movimiento pro Unión Civil, los homosexuales tienen derecho de ser feliz, y que en la actualidad están desprotegidos por no poder asegurar sus relaciones como lo hacen al momento de casarse en el caso de las parejas heterosexuales.

Ayer, domingo 18 de mayo, Carlos Bruce en una entrevista en Cuarto Poder, ante la pregunta de Sol Carreño: "¿por qué le dijo recién a sus hijos sobre su orientación sexual". Él respondió: "No quería causarle un trauma más a parte del divorcio". Sus hijos ahora tienen más de 20 años y según Carlos Bruce, sus hijos ahora entienden mejor y son maduros.

Saben, es preocupante saber que por radio, televisión e internet, son pocos los que argumentan en contra de la unión civil así como en la adopción de niños por parejas homosexuales, y al contrario, son muchos los que con base supuestamente "científica" declaran las bondades de vivir en relaciones homosexuales. Políticos, artistas y gente de a pie, especialmente jóvenes universitarios arremeten contra todo aquél que muestra su rechazo o simplemente no apoya la ley en pro de los homosexuales. 

El 2012, Cindy Mejía, Miss Perú, declaró: "No creo que tenga un hijo gay porque lo entregaré a Dios" y fue critcada duramente por no pocos. La calificaron como retrógada, homofóbica, intolerante y hasta ignorante. Y es que todo aquél que muestra su rechazo a ésta medida o movimiento simplemente será cafilicado de ese modo. También es conocido que uno de los más polémicos comentaristas peruanos, Phillip Butters, rechaza cualquier manifestación gay y muestra pública de personas homosexuales, como la de dos jóvenes besándose en la calle frente a niños. O a los programas de televisión donde homosexuales se visten de mujer y hacen "divertir" supuestamente a niños. Butters es fuertemente critiacado y calificado como un machista, y poco inteligente. Es decir, si no apoyo al movimiento en pro de la Unión Civil de homosexuales, soy un machista, retrógrada y cucufato como ya lo dijera Carlos Meléndez de Perú 21.

¿Pero qué es lo que motiva a este escritor aprendiz a plasmar éstas líneas confusas? Bien, en primer lugar, que Carlos Bruce haya esperado que sus hijos cumplan la mayoría de edad para confesarles que era gay, muestra que incluso para él, un dato así causa un trauma en los niños. Lo que resulta sorprendente es que él mismo en repetidas oportunidades dijo que los niños no pueden ser afectados con una medida así. Que ver a dos personas del mismo sexo besándose en la calle es una muestra de amor y que el niño solo ve eso, amor. En segundo lugar, que con el pasar el tiempo, muchos hombres y mujeres que no están de acuerdo con ésta propuesta simplemente callan, no hablan, no se expresan, ¿y saben por qué? por temor, por miedo a ser rechazados o criticados. ¿Y la Biblia? Acaso no es claro cuando habla del homosexualismo. ¿Acaso la Biblia deja dudas en cuanto a las personas que quieren hacer lo antinatural? El enemigo está trabajando incansablemente en esto.

Hace algunos días visité a un familiar no cristiano. Tiene dos hijas y un hijo. Mis hijos, que son dos dos, un varón y una mujercita, comenzaron a jugar con ellos. Mi hijo varón, que tiene dos años, en un momento comenzó a jugar con una muñecas, incomodando a su hermanita. Entonces yo, al ver eso, fui y le dije: "hijo, deja jugar a tu hermanita, tú juega con éstos carros con tu primo". La hija mayor de mi familiar, me dijo: "Tío, no le enseñes a ser machista a tu hijo. Los varones también pueden y deben jugar con muñecas". Me quedé sorprendido. Mi sobrina tiene 14 años. Y después de hacerle algunas preguntas me decía que su profesor les habpia enseñado que todos somos iguales y que no está mal jugar con muñecas y varias cosas más. Puede que alguno de mis lectores esté a favor del profesor de mi sobrina, pero sí que la sociedad actual está haciendo todo lo que está a su alcance para enseñar lo malo como bueno y lo bueno como malo. Ya la Biblia dijo eso. En este mundo de confusión moral y religiosa, a veces el justo llega a ser acusado de injusticia, y en muchos casos es el mismo “impío [quien] asedia al justo” (Hab.1:4). Isaías no podía describir mejor a los que a causa de su condición pecaminosa  confunden la verdad con el error: “a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo” (Is. 5:20), y tristemente otros, que aborrecen lo bueno y aman lo malo (Miq. 3:2; cf. vs.9).

Oremos para ser buenos padres, para educar a nuestros hijos en el temor a Jehová, a vivir como Dios quiere. Dios ama a todos, pero desaprueba conductas y comportamientos pecaminosos y rebeldes.

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (34) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (20) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (8) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)