jueves, 24 de noviembre de 2011

"Cambia tú primero..."

Mahatma Gandhi alguna vez expresó: "Sea el cambio que quiere ver en el mundo". Con gran frecuencia somos tentados a esperar el cambio de la esposa, de los hijos, de los colegas, de los vecinos... antes que procurar, al menos un poquito, un cambio personal. 

Hace algunos día recibí la visita de un joven que había decidido abandonar su casa simplemente porque sus padres, según él, son incapaces de cambiar... consideraba, en su opinión, que sus padres,  eran injustos y hasta insensibles con los sentimientos y deseos de este joven estudiante... "No entiendo cómo no pueden cambiar a la edad que tienen..."- decía casi llorando.

Con mucha facilidad nos es más fácil "fijarnos en la paja del ojo ajeno y no darnos cuenta en el escandaloso tronco que tapa toda nuestra vista" (parafraseando lo dicho por Jesús, el Maestro). Es más sencillo esperar el cambio de los demás que trabajar al menos un poco en nuestro cambio... De allí que es tan real el dicho popular que dice "del dicho al hecho hay mucho trecho..." sin duda.

Algunos meses atrás me contacté por facebook con una joven mexicana. Ella era pentecostal, y me agradecía por los artículos que publico a través de mis blogs. Ella refería que en su casa todos eran católicos y que le hacía la vida de "cuadritos", que a causa de su fe pentecostal la ofendían con adjetivos diversos... me dijo además que su pastor un día había dicho que los "cristianos serán mansos pero no mensos", de allí que en su casa cada vez que la ofendían ella les respondía con todo lo que podía, les llamaba: "herejes", "mundanos", "pecadores", "filisteos", etc.  Me dijo también que no por ello deja de orar por ellos, siempre, cada noche y mañana ora por sus familiares para que Dios obre un cambio en sus vidas...

Como mencionaba, no es más fácil esperar el cambio de otros y no procuramos como debería ser, nuestro cambio... Cambio primero para que las demás personas, con mi ejemplo, puedan cambiar... pero este no es un asunto sistemático ni mecánico, no. Los cambios mecánicos cansan... no obstante, cuando son naturales, por una convivencia con Cristo, el cambio es duradero...

Quiero confesar que yo mismo soy prueba de ello, y es por ello que escribo esta reflexión del alma, por que muchas veces he anhelado el cambio en alguien cuando yo no hacía nada por cambiar lo que debía... 

Para tener éxito en la vida, debo dar el primer paso, debo cambiar... no esperar el cambio, ese cambio se dará como producto natural...

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Reflexiones

Abuelo (2) Aceptación (1) Administración (2) Adolescentes (5) adventista (1) Adversidad (1) Aeropuerto (2) Amigo (4) Amigo Fiel (1) Amistad (3) Amor (16) Ancianos (2) Ángeles (1) Animales (1) Ánimo (1) Apostasía (2) Aprender (4) Autoestima (3) Avión (1) Bautismo (2) Bebé (8) Bendiciones (1) Biblia (12) Borracho (2) Carácter (1) Carta (16) Celular (1) Chile (1) Cigarra (1) Cigarro (1) Colportaje (5) Comunicación (1) Confianza (1) Conocimiento (2) Consagración (1) Consecuencias (1) Consejos (3) Corazón (1) cristianismo (34) Cristo (4) Crucificción (1) Culpable (1) Cultos (4) Decisión (6) Deporte (1) Desamor (4) Desánimo (1) Dibujos animados (1) Dicernimiento (1) Dinero (3) Disciplina (1) Discípulo (1) Dolor (1) Dominio propio (1) Drogas (1) Ebrio (2) Educación (1) Embarazo (2) Empezar (1) Engaño (1) Esclavitud (1) Escribir (11) Escritor (13) Escuchar (1) Espada (1) España (2) Esperanza (1) Esposa (6) Estudiante (1) evangelismo (3) Éxito (4) Facebook (4) Familia (8) Fe (2) Francia (1) Frases (2) Funeral (1) Fútbol (1) Gays (2) Guerra (1) Hermanos (1) Héroes (1) Heyssen J. Cordero Maraví (13) Hija (8) Hijo (8) Hijos (7) Hipócrita (5) Historias (4) Hollywood (2) Homosexualidad (3) Hormiga (1) Humildad (2) Iglesia (20) Imaginación (1) Independencia (1) Influencia (1) Injusticia (1) Internet (2) Ipad (1) Iphone (1) Jesús (8) Joven (6) Jóvenes (9) La vaca (1) Lecciones (4) Leer (3) Libertad (1) Libros (7) Liderazgo (10) Líderes (1) Llanto (1) Madre (5) Maestro (4) Mamá (6) Matrimonio (8) Medios de Comunicación (2) Mentira (2) Misionero (10) Muerte (1) Mujer (2) Música (1) Nacimiento (1) Niño (4) Nombre (1) Noticias (2) Novelas (1) Noviazago (2) Ofensa (1) Oportunidad (3) Oración (13) Orgullo (2) Oro (1) Padre (13) padres (5) Palabras (3) Papá (7) Pastor (35) Pecado (4) Película (2) Perdón (4) Pereza (1) Perro (1) Perú (3) Piratas (1) Pluma (1) Poder (2) Política (4) Predicador (8) Preguntas (1) Problemas (2) Procrastinación (1) Procrastinar (1) Profesor (3) Propósito de Dios (6) Provisión (1) Recuerdos (1) Redes sociales (4) Relacionamiento (1) Religión (3) Rencor (1) Reputación (2) Respuestas (2) Rock (1) Rutina (1) Sábado (1) Sangre de Cristo (1) Sida (1) Simpatía (1) Soberbia (1) Sociedad (4) Soledad (1) Sueño (1) Superación (2) Tablets (1) Taxista (1) Tecnología (1) Televisión (2) Tentación (2) Terrorismo (1) Testimonio (11) Tiempo (2) Trabajo (1) Triunfar (1) TV (1) Twitter (3) Universidad (1) USA (1) Verdad (2) Viaje (2) Vida (5) Vida cristiana (21)